DOREEN BLUES

DoreenMassey

El Pasado mes de marzo falleció la geógrafa británica Doreen Massey, socialista, feminista, y una referencia de la crítica de los procesos urbanos en el capitalismo.  Autora de numerosos libros como Capital and land: Landownership by capital in Great Britain. (1978)  Spatial Divisions of Labor: Social Structures and the Geography of Production (1984, reeditado en 1995) For Space (2005), The anatomy of job loss (1984), Space, Place and Gender (1994), etc. Ganadora del premio Vautrin Lud, considerado como el Nobel de geografía, se negó a recibir la Orden del imperio británico (OBE).

Desafió los términos dominantes de debate deconstruyendo el lenguaje del neoliberalismo. Coautora del manifiesto de Kilburn ( After Neoliberalism? The Kilburn Manifesto) junto a Stuart Hall y Michael Rustin,[1] en el que se interrogaba en el texto Vocabularies of the economy, un sobre la terminología al uso (crecimiento, inversión, gasto…): “Piensen, por ejemplo, en ese conjunto de palabras ‘inversión / gasto / especulación’. Cada término tiene connotaciones morales: inversión, algo bueno; gasto, un coste, posiblemente una carga” sosteniendo que: El neoliberalismo ha secuestrado nuestro vocabulario[2], una reflexión de rabiosa actualidad en nuestra ciudad dada la retórica utilizada en los debates acerca de los procesos urbanísticos en curso (Distrito BBVA, Mahou, etc.)

Sus escritos sobre espacio poder y lugar así como de los procesos de división espacial del trabajo, contestaba recientemente las políticas de (sólo) redistribución:

“Este modelo (del pacto social redistributivo), en su formulación más cruda, implica proporcionar las condiciones adecuadas para el sector privado con el fin de  producir crecimiento y aceptar que esto puede derivar en desigualdades (…). El papel del Estado es entonces, a través de impuestos, la prestación de servicios públicos, para redistribuir una parte de este crecimiento con el fin de ayudar a reparar la desigualdad resultante de su producción.

Esto es un pacto extraño. Instituye un curioso secuencialismo: primero produce un problema, a continuación, trata de resolverlo. (¿Por qué producir el problema -la desigualdad- en primer lugar?) Esto no cuestiona los mecanismos productores de desigualdad del mercado (…). Este pacto  ha hecho que las principales líneas de lucha se centren en los problemas de distribución, en lugar de en la naturaleza del sistema.”

Activista además de académica, participó en el apoyo a las mujeres mineras en las huelgas de los años 84/85 que enfrentaron a los mineros con Margaret Thatcher y recientemente saludó como una oportunidad la elección de Corbin al frente del Labour Party.

Comité de redacción de la página Web del CDU

[1] https://www.lwbooks.co.uk/soundings/kilburn-manifesto

[2] http://www.theguardian.com/commentisfree/2013/jun/11/neoliberalism-hijacked-vocabulary

Esta entrada fue publicada en Actualidad/Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *