EL CLUB DE DEBATES URBANOS SE POSICIONA FRENTE AL ESTACIONAMIENTO SUBTERRÁNEO EN MENÉNDEZ PELAYO

23 de febrero de 2020

El Gobierno Municipal de Madrid, o al menos el Alcalde y su Concejal de Medio Ambiente y Movilidad, han lanzado el proyecto de un nuevo estacionamiento subterráneo -que no estaba en su programa de gobierno- bajo la avenida de Menéndez Pelayo, que podría alcanzar las mil plazas.  La actuación se dirigiría fundamentalmente a ofrecer plazas en régimen de derecho de superficie a los residentes, y a los comerciantes y trabajadores en la zona.  Las plazas que no se cubrieran con esta demanda «interna» se destinarían a aparcamiento de rotación.

Argumentan los responsables del Gobierno Municipal que la actuación permitiría «mejorar las infraestructuras urbanas de esta zona, así como la dignificación y mejora de la calidad urbana de la misma» , lo que básicamente se concretaría en  la ampliación de la acera en unos 2,5m, por la supresión de la banda de estacionamiento, donde existen hoy unas 200 plazas.

Los principales destinatarios serían pues los residentes, a los que parece proponerse la adquisición (cesión del derecho de superficie por 30 años) de plazas por 26.000 euros.  Como esa cantidad parece que podría retraer a posibles demandantes se comienza a plantear la posibilidad de establecer la cesión por abonos temporales, por años.  Como tampoco está claro que así la demanda por parte de los residentes fuera suficiente, se permitiría también la adquisición de plazas por los comerciantes y trabajadores en la zona. Cualquier cosa antes que reconocer que el proyecto está desenfocado.

Incluso aunque no llegara a producirse la conversión de la actuación hacia aparcamiento de rotación, no nos dejemos engañar, abrir el estacionamiento de residentes a los comerciantes y trabajadores en la zona no es sino invitarlos a acceder a la misma en coche.  Y eso, aunque en la actualidad estén utilizando el transporte público para sus desplazamientos.

En cualquier caso el proyecto, tal y como se ha planteado, impulsaría el aumento de vehículos hacia la zona, pues para ser neutro respecto de la situación actual deberían suprimirse tantas plazas para estacionar en superficie como las que se crearan en el subsuelo, 1000, y se estima que solo se eliminarían en torno a 200.  Es decir, se produciría un generoso aumento de plazas, y por lo tanto crecería la atracción de coches la zona, y el tráfico rodado sin duda aumentaría significativamente.

Ese aumento del número de vehículos moviéndose por la zona va en contra de cualquier objetivo de mejora de la calidad de vida y de control de la contaminación, y por tanto del plan que los mismos actores, Alcalde y Concejal publicitan como su proyecto estratégico estrella: Madrid 360, que corre el riesgo de estrellarse antes de nacer.

En cuanto al único beneficio que el proyecto conseguiría: la ampliación de aceras, es muy probable que no redundase en mayor espacio para los peatones, sino que mayormente se absorbiera por la ampliación de las terrazas de los numerosos bares y restaurantes que han proliferado en las aceras de la avenida de Menéndez Pelayo, y que ya hacen difícil la circulación peatonal en buena parte de la calle.  Es más, está muy extendida la opinión de que esa ampliación de las terrazas, reforzada por la disponibilidad de plazas en el estacionamiento subterráneo, es la razón última del desatinado proyecto municipal.

Y todo lo anterior antes de entrar en las circunstancias especiales que derivan de la ubicación de la actuación en el borde del  Retiro, en una de las zonas ya más contaminadas de la ciudad, como muestran los datos de la estación de control de las contiguas Escuelas Aguirre, y chocando de frente contra la candidatura de la zona de “El Paseo del Prado y el Retiro” como Patrimonio Mundial, uno de cuyos puntos más débiles es precisamente la masiva invasión de vehiculos que diariamente sufre esa parte de la ciudad, y la contaminación, afección a la imagen urbana y deterioro de la calidad de vida que de ella se derivan.

Por eso el Club de Debates Urbanos ha decidido adherirse al escrito-manifiesto que, junto con las asociaciones «Amigos de los Jardines del Buen Retiro», «Madrid Ciudadanía y Patrimonio» y «Asociación Española de Paisajistas», se ha dirigido al Consejo Cívico y Social de la Candidatura a Patrimonio Mundial de la UNESCO, alertando de que este proyecto es una carga de profundidad para esa candidatura.

Esta entrada fue publicada en Actualidad/Opinión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.