OBITUARIO A MIGUEL ÁNGEL TROITIÑO VINUESA, por Eduardo Martínez de Pisón, Nicolás Ortega y Teresa Arenillas

Miguel Ángel Troitiño, foto cedida por Agustín Hernández Aja

MIGUEL ÁNGEL TROITIÑO VINUESA, Catedrático emérito de Geografía humana en el Departamento de Geografía de la Universidad Complutense de Madrid, del que fue director, miembro del Seminario del Instituto del Paisaje de la Fundación Duques de Soria y prestigioso profesor e investigador, gran amigo, que acompañó  al CDU desde su origen y colaboró participando en varios debates, falleció el 21 de abril de 2020, víctima de la pandemia del coronavirus.

Experto en geografía aplicada al territorio, al turismo y a los espacios patrimoniales, particularmente a las ciudades históricas, sus numerosos libros, artículos, conferencias, informes y ponencias en congresos han sido reconocidos por geógrafos, urbanistas, paisajistas y gestores, no sólo españoles sino internacionales, extendiendo su campo de trabajo a México, Perú y Brasil. Su personalidad profesoral y su magisterio dieron lugar a un sólido equipo de discípulos que proseguirá su labor.

Sus trabajos más frecuentes abordaron la planificación de recursos culturales y turísticos, la gestión de ciudades patrimoniales, el análisis y la gestión de sitios urbanos de calidad, en especial los centros históricos, y las estrategias de desarrollo sostenible. Pruebas del reconocimiento a su labor son las distinciones recibidas, entre ellas el Premio Nacional de Urbanismo de 1981.

Sus paisajes más queridos y trabajados fueron, en el mundo rural, las sierras de Gredos y Guadarrama, y en el urbano Cuenca, Ávila, Toledo y Madrid. En el Club de Debates Urbanos contribuyó específicamente con ponencias sobre el Turismo, tanto en sus aspectos generales como también centrado en la ciudad de  Madrid, además de con sus entusiastas intervenciones  en los coloquios de numerosos debates.

Discípulo directo de Manuel de Terán, desarrolló sus líneas de investigación en conexión con tal escuela. De esta raíz, reafirmada por su sólida personalidad, se derivan no sólo su rigor investigador y su vocación profesoral sino su especial inteligencia para el estudio de los espacios rural y urbano, su elevada capacidad de análisis, su sentido ético en la defensa de lo justo, su ánimo de incansable trabajador, su afabilidad en el trato y la amistosa lealtad a sus compañeros.

Sucedido el fallecimiento del profesor Troitiño muy  poco después de su última intervención en el Club de Debates Urbanos, queremos expresar, mediante esta nota de homenaje, el profundo dolor que sentimos por su ausencia.

Esta entrada fue publicada en Actualidad/Opinión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a OBITUARIO A MIGUEL ÁNGEL TROITIÑO VINUESA, por Eduardo Martínez de Pisón, Nicolás Ortega y Teresa Arenillas

  1. Luis Moya González dijo:

    Me sumo a lo escrito en el recuerdo del CDU. A Miguel Ángel siempre le he seguido y apreciado intelectual y personalmente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.